Fecha:  5/29/2015

El desarrollo de la ciudad de Bogotá



El desarrollo de la ciudad de Bogotá

Resulta contradictorio como siendo que en Bogotá habita cerca del 20% de la población de Colombia, su actividad constructora ha venido representando el 40% del área nueva construida del país, pero con un desplazamiento a sus municipios cercanos como Cota, Chía, Cajicá, Mosquera y Funza, llegando en 2014 a un 80% la tasa de construcción en estas zonas centrales. Las cifras ahora son al revez, para Bogotá el indice de construcción apuntaba en un 70% mientras que en sus municipios cercanos llegaba al 30%. Todo esto se debe a la instabilidad de la reglamentación urbana, la falta de habilitación de terrenos y losaltos costos de los mismos.

Un factor clave para este cambio de crecimiento en la construcción tan drástico, ha sido la inestabilidad del POT motivada por las arbitrariedades del Alcalde Petro que se ha querido saltar los conductos regulares que rigen la ley como al Concejo de la ciudad y el Concejo de Estado

El mercado inmobiliario necesita poder mover la economía de la ciudad bajo una reglamentación estable que regule la actividad, y que a su vez permita el desarrollo del sector. Sin embargo los atropellos de la actual administración hace que la credibilidad y el apetito de inversión en el sector de la construcción se mínimo

La crisis en la movilidad es otro asunto que ha llevado la migración de la construcción a los municipios cercanos. Ya van varias campañas a la alcaldía en las que se anuncia, planea y se promete el tan anhelado metro como solución al transporte masivo, y la verdad es que lo único que se ha hecho es despilfarrar el dinero de los capitalinos sin obras. Esta semana el gobierno anuncio un compromiso de financiar el costo de la primera linea en un 70%. Esta obra esta calculada en la nada despreciable suma de $13.8 billones, con lo cual el gobierno aportaría $9.65 Billones.Para que esto llegue a feliz término sería necesario que el próximo alcalde tenga la suficiente gobernabilidad y las relaciones adecuadas con la banca y con el gobierno nacional.

Definitivamente urge una solución pronta, no más planes y más acción, para que no nos pase como con la supuesta cobertura de Transmilenio, que no llegó ni al 50% de lo anunciado, la recuperación del Río Bogotá, la adecuación de la calle del Bronx, la dichosa máquina tapa huecos, la seguridad en el Transmilenio, la supuesta reducción en la tarifa de los parqueaderos, entre otras promesas.

La ciudad necesita con suma urgencia el Metro, en paralelo con un sistema férreo que lo complemente, Transmilenio en las principales troncales, buses integrados al sistema de transporte y ampliar varias vías, principalmente las de acceso y salida de Bogotá, como aspectos prioritarios para mejorar la calidad de vida de sus habitantes.