Fecha:  5/25/2015

Colombianos inversores en Miami



Colombianos inversores en Miami

Aunque los expertos aseguraban una recuperación del mercado inmobiliario en Estados Unidos en 10 años para el Sur de la Florida, la realidad es que los inmuebles están subiendo en sus precios, por lo que el sector de la construcción ya registro un incremento que supera el 10%.

Los expertos en asuntos inmobiliarios, además aseguran que el mercado esta siendo protagonizado por ciudadanos suramericanos de brasil, argentina, venezuela y colombia.

Información suministrada por la inmobiliaria NTM Real Estate, reveló que los colombianos compraron US$279 millones en bienes raices desde Julio de 2013 hasta Julio de 2014, convirtiéndose en la 6ta nación inversionista, en el mercado inmobiliario de La Florida.

Por todo esto Estados Unidos anunció, a través de las autoridades competentes, una inversión de US$25 billones para el 2020 en nuevas construcciones, expansiones de gobierno y mejoramientos de Miami hasta Fort Lauderdale.

De acuerdo con el reporte de riqueza, The Wealth Report de Knight Frank, la ciudad de Miami, en los últimos años se ha convertido en una de las más importantes para la inversión en el mercado inmobiliario del mundo, después de ciudades como Londres, New York, Singapur, Hong Kong, Geneva, Shanghai, y Dubai posicionándose en el puesto número 8 a nivel mundial.

Como consecuencia del auge inmobiliario en esta región del mundo, las ferias inmobiliarias se han fortalecido, inversionistas y constructoras han decidido desarrollar un evento en el cual reúnen a los proyectos más destacados al que denominaron - Miami Construction Show.

El fin de estos eventos es promover que desarrolladores del Sur de la Florida tengan contacto directo con los compradores, y asi generar el ambiente para que se concreten proyectos y ventas que continúen consolidando al sector en los Estados Unidos.

Para la segunda versión del evento, los organizadores esperan que el número de asistentes se duplique, con expectativas de más de 30.000 personas, en su mayoría procedentes de Colombia y demás países de la región. En la primera versión del evento se hicieron transacciones aproximadas en US$125 millones con la asistencia de más de 15.000 personas.